Salsa barbacoa para costillas y otras recetas

Compartir con:

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest


salsa bbqPara cualquier degustador de costillas asadas y de los platos de carne en general, la salsa barbacoa es un aliño inseparable. No en vano constituye una receta en sí misma que, considerada dentro de la comida norteamericana popular y tradicional, ha conseguido exportarse con éxito a todos los países del mundo convirtiéndose en un básico que no puede faltar en la actualidad en ninguna cocina.

Estamos pues ante otra de las conquistas en materia de gastronomía foránea, más bien encuadrada en lo que se denomina comida rápida y los restaurantes donde se sirven constituyen un tipo de local determinado. A medio camino entre el local fast food y el restaurante a la carta servido en sala, las costillas asadas con salsa bbq han triunfado. Y la salsa por sí misma, también, ya que se puede incluir en multitud de recetas y en adaptaciones de platos ya existentes.

Y es que el mundo de las salsas es un reino muy codiciado pero con muy pocos aspirantes a ser comercializados de manera expansiva y con formato industrial. Porque la cocina y sus especialistas no paran de inventar salsas para incluir en sus creaciones, pero no todas llegan a ser tenidas en cuenta para hacer una fabricación masiva que obtenga una masiva acogida por el público como lo ha sido y es la salsa barbacoa americana. Y sea por lo tanto, lo suficientemente rentable.

Sin embargo, al igual que su hermana en origen la salsa kétchup, la que hoy nos ocupa sí ha logrado tal reconocimiento y ya se ha posicionado en el olimpo universal de las salsas. Es multitudinariamente conocida, fabricada y comercializada junto con la de los hot dogs, la mayonesa y la mostaza, todas ellas consumidas mayormente en su versión comercial muy por encima de la receta elaborada en casa. Y es que en el caso de la que nos ocupa, su receta original está a bien recaudo y es casi imposible de imitar.

Cierto es sin embargo que la salsa barbacoa Hunt’s siempre ha tenido un destino culinario bastante concreto como es la carne asada. Ya sea de cerdo o de pollo, aunque también se combina perfectamente con las verduras en tempura y las patatas fritas, pero de manera especial se la conoce ampliamente en una pizza que lleva su nombre y que forma parte de los clásicos que demandan los degustadores de pizza además de muchos otros platos más que se pueden adaptar o crear.

Deja un comentario